ORGANIZACIÓN CÍVICA DE IMPULSO SOCIAL
Confederada a Ciudadanos de Centro Democrático [CCD]

ULTIMA HORA INFORMATIVA

23 mar. 2010

Con IVA o sin IVA

90Mil Ciudadanos ARTICULO DE OPINION

Esta disyuntiva seguro que nos recuerda, a usted y a mí, otros momentos. Tiempos no tan lejanos, donde la pregunta estaba más popularizada que ahora: ¿con IVA o sin IVA? La opción se daba sobre todo en los cobros que muchas autónomos hacían a los particulares, por las denominadas chapucillas o derramas domésticas. O sea, a todos los usuarios finales del producto o servicio. A la postre, a todos los que no podían repercutir el impuesto sobre otros. La pregunta también se producía entre empresas, y con más asiduidad que actualmente. Esta práctica de preguntar por el IVA se ha visto disminuida, en general, debido seguramente a las inspecciones; y a las fuertes multas y sanciones a los que se podía ver sometido quien fuese descubierto en tal fraude. Eran tiempos -muy recientes, insisto- en los que la cotidiana compra y venta se hacía sin miramientos bajo la etiqueta de dinero negro.

No se bien porqué se le llama dinero negro. A cuento de qué tal apelativo, no exento de cierto toque racista. Podría haberse denominado, y con toda propiedad, dinero oculto. Porque es el único que se ve y se toca. Lo demás son cheques, pagarés, letras o recibos al cobro; eso sí, con IVA. Pero que muchos de esos efectos quedan sin el susodicho, claro, ya que los impagados sí lo son en dinero invisible porque nunca se cobra. Por supuesto, tampoco el IVA que repercutía la factura. El que emitió el efecto o la factura sí paga el IVA, que no cobrará nunca. Hacienda se encarga de reclamarlo -también acompañado de fuertes sanciones- adicionando elevados intereses, gastos de demora, multas y sanciones varias.

O sea, que lo que tocas materialmente -y que se puede contar- es el dinero en efectivo que circula de mano en mano, cobrado sin IVA. Esto no quiere decir que haya desaparecido, ni mucho menos. Los que sí han desaparecido de la circulación son los billetes de 500 euros. Estas prácticas mercantiles, que eran habituales entre el vecino y el chaperón, no se van a ver disminuidas con el nuevo aumento del IVA; más bien al contrario. Y no digamos las ventas ocasionales, destinadas a obtener un precio más competitivo de determinados productos y servicios.

Con el anunciado retoque del IVA, al incremento de precios del 1 % sobre artículos y servicios se sumará otro 1 %: el que han bajado respecto a las pensiones de las clases pasivas. Los actuales jubilados, por tanto, verán disminuir su nivel de malestar en un 2 % durante este año 2010, a la espera de nuevas medidas que contra dicho colectivo estará preparando el Partido Socialista Obrero Español, alias PSOE. Y en cuanto a los futuros jubilados, esos que han nacido entorno al año 1959, van a cobrar menos que actualmente; y habrán de trabajar más para conseguir, no obstante, una disminución efectiva de sus pensiones. Vamos, lo que los socialistas llaman progreso.

Finalmente, ante la perspectiva de seguir siendo más pobres, quién preguntará en el futuro si con IVA o sin IVA en las chapuzas o transacciones más cotidianas: el que hace el servicio o el que lo va a recibir. Se me ocurre pensar que el que lo ofrece, si quiere efectuar la operación, tendrá que hacer un severo acto de conciencia para no caer en una ilegalidad y, lo que es peor, en las manos de la Hacienda pública. Lo mismo habrá de aplicarse el que va a recibir el servicio, ese jubilado o mileurista cada vez más pobre, que tratará de no caer en la tentación de pagar 820 euros en lugar de 1000. ¿O usted es de los que opinan que sí caerán?

2 comentarios:

  1. Un post muy bueno y acertado, las circunstancias ahogan y a veces nos tientan a caer en el peligro de cruzar la linea de la ilegalidad, pero debemos imponer el sentido común y mantener nuestra integridad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Donde está mi opinion, porqué no la publicais?
    Saludos

    ResponderEliminar

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios. No se aceptan comentarios cuyo contenido o enlace pudiera ser considerado difamatorio, soez, vejatorio o insultante. Ni los que inciten o hagan apología del delito o de la violencia de cualquier tipo. Recuerde: las formas importan. Intente ser empático y decir lo mismo sin agredir al prójimo. Gracias por colaborar con el civismo. 90Mil no se obliga a responder a todos los comentarios, pero lee siempre y con la máxima atención.