ORGANIZACIÓN CÍVICA DE IMPULSO SOCIAL
Confederada a Ciudadanos de Centro Democrático [CCD]

ULTIMA HORA INFORMATIVA

18 feb. 2010

Autonomías, futuro a tres manos

90Mil Ciudadanos ANALISIS

Abandonada ya la línea ideológica marxista, el nuevo socialismo lleva tres décadas tratando de dar forma a un igualitarismo social. Ese mismo objeto ha guiado a la derecha en su llamado viaje al centro, dejando en el olvido o moderando el liberalismo doctrinario. En medio de ese giro en sus discursos, los dos ejes políticos terminan alumbrando el nuevo Estado providencia, exigencia cívica de nuestros días.

Al socialismo democrático [PSOE], utópico antes de pasarse al libre mercado, le toca abrir la ventanilla de la financiación autonómica dominado por dos necesidades inapelables. Una, la inevitable territorialización del Estado. Otra, la necesidad de pervivir ideológicamente. El socialismo de hoy sabe que su igualitarismo es compatible con el desarrollo económico, pero siempre que éste se base en la universalidad de los grandes servicios públicos. Las siglas no pueden obviar hoy una nueva justicia redistributiva. La ideología que gobierna lo hace no ya sólo desde una mayor o menor fidelidad a un acrónimo, más o menos histórico, sino desde los gustos y las preferencias.

A la derecha que quiere mantenerse como relevo incuestionable [PP], le toca como mínimo observar y tomar buena nota. Porque la ciudadanía pide más hechos y menos definiciones; más responsabilidad en la gestión política y menos frentismo barato. La ciudadanía es consciente que tiene hoy sólo dos manos y que ambas han de serle útiles. Por eso empieza a estar harta de tanto bipartidismo vacuo, tanto brindis populistas al sol, copiados al socialismo del siglo XXI y manidos por el aspirante impaciente.

Es en este contexto, de recolocación de criterios y conceptos, donde se mueven el plan de financiación autonómica y los tres tipos de grandes fondos garantistas que se contemplan desde el Gobierno. Una recolocación que nos acerca a la fórmula federalista del Estado, vía gasto y recaudación. Y una recolocación que, evidente e indefectiblemente, jibariza la Administración central en pro de nacionalidades y regiones y en detrimento de un otrora todopoderoso centralismo de lo público.

Es posible, por tanto, que se necesite el concurso de algún elemento intermedio. Alguna iniciativa verdaderamente transversal que, desde el propio tejido social y a través de la propia escena política, intervenga a modo de una tercera mano, rompa la inercia del electorado y garantice por fin aquello que tanto la izquierda como la derecha se empeñan en obviar: los derechos e intereses reales del ciudadano. Algunos analistas advierten del hartazgo y cuestionan la pervivencia del actual mapa autonómico. Para unos, por ser gravoso e insostenible su endeudamiento económico. Para otros, por devenir en una potencialmente corrupta red de taifas que propicia el enfrentamiento social y que impone el factor territorial por encima del valor de las personas. Para ambos, por ser una formulación seguramente caduca de la estructura del Estado.

Sólo una gran crisis global como la de ahora podría, desgraciadamente, ser el caldo amniótico del que surja un nuevo concierto. Esta vez un concierto regenerador, a tres manos como mínimo, capaz de armonizar un mañana político y social distinto para toda la sociedad civil :.

16 feb. 2010

La jubilación a los 67 años

90Mil Ciudadanos ARTICULO DE OPINION

Regular el ssitema de pensiones no es un tema nuevo. Recordemos que el gobierno del PSOE en tiempos de Felipe González con el también repetido ministro Solbes, tenían a la SS en quiebra, ya nos advertía el ministro para que nos fuéramos espabilando y contratar seguros privados para hacer frente a la jubilación. Con el tiempo se fue rebajando la prestación a base de aumentar los años para el cálculo de la misma. El cambio de gobierno de otro signo evitó que la SS se hundiera y hemos podido llegar hasta la nueva crisis con el partido socialista en el gobierno, crisis de la que tampoco han sabido salir. Ahora los mismos nos plantean que la jubilación se alargue hasta los 67 años, días después de haber bajado las pensiones como ha ocurrido en este mes de enero de 2010, por medio de subir el IRPF. Y ya tenemos todos un motivo para discutir o posicionarnos pensando racionalmente sobre la viabilidad del sistema. Ahí nos querían, que los demás propusieran una medida de ahorro a costa de los pensionistas y que no aparecieran los socialistas como los responsables de los pensionazos y dejáramos de hablar del número de parados.

¿Qué ocurre si se alarga la jubilación 2 años más?, simplemente serán dos años más en que los jóvenes retrasaran su incorporación en el mercado del trabajo. Si esta medida se planteara en un momento en que no hay 4,5 millones de parados podría tener sentido, sin embargo se desvía la atención sobre el paro en España por otra discusión en que los partidos se manifiestan, pero que no han aportado ideas para la solución del paro. ¿Han tenido en cuenta que si entraran 3 millones de parados en el mercado laboral no sería necesario alargar la jubilación?, al menos en tiempo.

Nos dan datos de que si un ocupado mantiene a 1,3 personas el sistema no es viable, ¿y si trabaran los que se han quedado sin empleo?. Parece que se asume que el paro en España no tiene solución y hay que hay que manejarse con lo que tenemos, y ahí es donde no debemos de caer.

También dudo de que los pensamientos del este pueblo instrumentalizado sean superiores a los sentimientos y necesitemos una terapia colectiva que nos haga olvidar aquello tan fuera de época como la izquierda o la derecha, y pensar como Ciudadanos libres de etiquetas, que continuamente nos han ido inculcando con la propaganda y con leyes de memoria histérica, que han servido para dividirnos. El solución al paro existe, hay que cambiar el gobierno.
No nos engañen, no van a pagar más impuestos los que ganen más de 50.000 euros al mes como decía José Blanco, lo van a pagar (lo pagan ya) los pensionistas, los parados y los que tienen su hoja de nómina controlada por Hacienda. Son las clases más débiles las que pagan el desaguisado, tampoco las grandes fortunas. ¿Ha oído alguien que vuelva a subir el IRPF al 45 % para grandes ingresos?.

No se termina todavía, el aumento del IVA anunciado contribuirá mucho en la pérdida de poder adquisitivo de los más desprotegidos, eso son pérdida de derechos sociales, y es que Zapatero dice que no, sabiendo que es que sí, y se lo creemos.No al aumento de la edad de jubilación. No a la jubilación a los 50 o 51 años o inferiores a 60 años por conveniencia de las empresas y acuerdos entre ellas y la S.S. porque hemos de pagarlas todos. Cuando se prohíban estas jubilaciones y el paro disminuya al 8 % entonces se podrá estudiar la viabilidad del sistema, mientras tanto no se puede alargar la edad de jubilación con el paro excesivo que tenemos :.