ORGANIZACIÓN CÍVICA DE IMPULSO SOCIAL
Confederada a Ciudadanos de Centro Democrático [CCD]

ULTIMA HORA INFORMATIVA

24 jul. 2014

Hablar de todo

:: Opinión | P. CarbajoEneas” *

Resulta que un día, el catalán Artur Mas pidió a Rajoy que estuviese dispuesto a dialogar de todo. Y lo pidió con la amenaza del independentismo, con el chantaje de sus artefactos institucionales desde la Generalidad que se le concedió a Cataluña en los años 30. Bonita manera de pedir diálogo’.

Muchos  dijeron que esa petición era un buen comienzo para que en el conjunto de España tuviésemos paz, para no volver a provocarnos momentos terribles que algunos inconscientes de hoy nunca vivieron en sus propias carnes. Chantaje al Estado, secuestro de la ciudadanía.

Pero, sin que sirva de precedente, pongámonos en la política ficción. Pongamos que Estado y comunidad Autónoma empiezan a hablar de todo, sin trampa ni cartón. Y hablar de todo es tanto de lo que se quiere tener como de lo que no se puede. Entre los temas a tratar, pues abórdense los siguientes:


 1.- Cómo terminar de una santa vez con los falsos argumentos y mantras sobre los déficit fiscales, las deudas victimizadoras, con toda aquella galería imaginaria de agravios, de medias verdades  que tanto han contribuido al enfrentamiento, la crispación y la mentira.

2.- También se debiera hablar de cómo suprimir duplicidades institucionales, esas que no se encaminan a la complementación, sino a la agresión; esas estructuras carísimas que suponen un agravia económico y político para España; por ejemplo, lo de las "embajadas” y toda una lista de organismos y entidades clientelares.


3.- La devolución de algunas competencias clave para el Estado, como la de Educación. Porque si el marco competencial se usa para la deslealtad, como ariete contra el conjunto del país, como fábrica de continuas hornadas de nuevos independentistas, o como impulsor de generaciones de ‘nuevos catalanes’ lobotomizados que sirvan luego de ‘mano de obra’ para consultas ilegales, pues mejor será hacer un reset y replantearlo.

 4.- Se puede aprovechar para ver cómo devolver la competencia de Sanidad también, ya que no funciona: siguen cerrando quirófanos, deteriorando estructuras deliberadamente a pesar de cobrar su céntimo sanitario; precarizando pacientes y personal sanitario. Adoctrinamiento con la salud, cero. 


5.- Pueden hablar también de cómo empezar a penalizar a los infractores de las leyes, liquidar tanta desobediencia tan descarada como impune a nuestro ordenamiento jurídico, tanta malversación de la democracia de todos.

6.- De paso, también cómo acordar sanciones a los ayuntamientos y demás administraciones periféricas representativas del Estado, por no cumplir aspectos básicos de un Estado soberano, como el respeto a la normativa de su simbología:  la Ley de Banderas.

 7.- Cómo acabar con la manipulación de la cultura, cuya máxima expresión es la comunidad hablante del Estado: son españolas todas las lenguas de sus Comunidades. Así que hablen de cómo respetar la libertad y el orden lingüístico constitucional. Sancionar en sentido inverso a como se ha hecho hasta ahora, la prohibición del uso de la lengua común y vehicular que es el castellano. Aquí pueden tener un buen acuerdo, porque tan española es la lengua catalana como el castellano.


 9.- De cómo sancionar a los agitadores de las calles que promueven el enfrentamiento y el odio entre catalanes y con el resto de España. Punto final a tanta ideología del miedo, a tanta ingeniería de la subversión. Una cosa es manifestarse libremente, otra pervertir el derecho a manifestación.

Seguro que a quien lee esto se le ocurren más ideas para el diálogo. Un diálogo no bizantino exige, claro, que se llegue a algo concreto y serio. Ideas que no se parecerán a las que traería un Más ultramontano y osado para acordar con un Rajoy para nuestro concepto de gestor demasiado tancredista.

Estaríamos pendientes, por supuesto, no tanto por lo que ya sabemos de Más y sus 'socios', sino sobre todo vigilantes por las concesiones que pudiera hacer Rajoy, si es que hace alguna. No quisiéramos saber que haya movimientos para cambiar la Constitución ‘a la carta’, para ‘adecuarla’ a la trampa y el chantaje de los momentos actuales. Quisiéremos saber que se dialoga para seguir garantizando futuro, jurídico pero también político y social, a 47 millones de españoles unidos.

* Presidente de Asociación 90Mil Ciudadanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios. No se aceptan comentarios cuyo contenido o enlace pudiera ser considerado difamatorio, soez, vejatorio o insultante. Ni los que inciten o hagan apología del delito o de la violencia de cualquier tipo. Recuerde: las formas importan. Intente ser empático y decir lo mismo sin agredir al prójimo. Gracias por colaborar con el civismo. 90Mil no se obliga a responder a todos los comentarios, pero lee siempre y con la máxima atención.