ORGANIZACIÓN CÍVICA DE IMPULSO SOCIAL
Confederada a Ciudadanos de Centro Democrático [CCD]

ULTIMA HORA INFORMATIVA

9 feb. 2014

El castellano en Cataluña, tiempos difíciles...

:: OPINION | P. Carbajo*, "Eneas".

Leo el libro de Antonio Robles, Historia de la Resistencia al nacionalismo en Cataluña. Está fresco, lo conseguí el día de su presentación. Página a página, me vienen los recuerdos vividos, los de la historia reciente en esta querida comunidad española donde tengo todos mis afectos: lo contado en el libro lo he ido viviendo, en todos los acontecimientos cronológicos, hasta nuestros días.

Y leyendo recuerdo también esto que se reseña, extraído de la prensa, en el libro: "1993. Diario ABC: Igual que  Franco, pero al revés: persecución del castellano en Cataluña". 
El 10 de septiembre de 1995, Ángel Colom, secretario general de ERC, realiza unas declaraciones incendiarias a propósito de la cesión del 14 % del IRPF a las autonomías: 'Hay una cruzada española contra Cataluña. En España hay un norte que paga y un sur que vive del subsidio'.

Desde la óptica de Andalucía y Extremadura, con el previo sentimiento atávico anticatalanista, el discurso ha provocado urticaria. Rodríguez Ibarra, Presidente de Extremadura, ya había salido en contra de declaraciones parecidas un mes antes: 'Alguien tiene que para los pies al chantaje de los nacionalistas', dijo.

Y esa deriva, esa anomalía, no se paró. Los sucesivos gobiernos del PP y del PSOE no miraron por los intereses generales. Podían haber evitado el desastre que tenemos encima y prefirieron gobernar con los nacionalistas antes que con partidos nacionales. Pudieron disponer de una enorme mayoría absoluta pero se conformaron con una simple,  pagando el peaje correspondiente a un partido nacionalista que muchos vieron después que en realidad era un partido que esperaba su momento para tener un campo abonado para la secesión. ¿Y no lo vieron?. ¿No se dieron cuenta?. Simplemente prefirieron pagar el peaje y seguir en una guerra ideológica, sin reconciliación, de una confrontación del siglo XIX. Sólo llegaban a acuerdos si algo había que repartirse entre ellos, ya fuese la propia Justicia o sus prebendas.


Y les ha ido bien, al menos hasta ahora, ya que fueron cambiando el gobierno y alternándose en el poder. 'Ahora tú y después yo'. Ya estaba bien el sistema D'Hondt para las elecciones, aunque unos partidos obtuvieran el doble de escaños con la mitad de votos. Ellos, los 'grandes', estaban al margen; y con esta ley, su ley, los partidos separatistas obtuvieron una representación progresivamente mayor de la que les correspondería por el número de votos.

Los gobiernos centrales son culpables, sin duda. Abandonaron a los ciudadanos de Cataluña a manos de los secesionistas (antes nacionalistas). No han hecho cumplir la Constitución casi nunca. Y claro, el castellano ha sido perseguido. Y también postergados y eliminados de la memoria aquellos que se opusieron y se oponen a crear una división entre españoles, entre catalanes, entre vecinos, entre familias.


El sistema electoral que vemos, no tardará mucho en cambiar. El fracaso del Estado Autonómico -más por gestión que por configuración- ha agravado la situación actual de crisis económica y social; un abismo moral, de valores, de ética; una sociedad bloqueada en lo territorial, con ejes estructurales que no funcionan del todo bien, como la educación, la justicia, hasta las propias administraciones generales y locales del Estado.

Sigo leyendo el libro de Robles, todo un compendio de hechos y argumentos. Y sí, como ahí se dice, nuevos partidos salen y saldrán. ¿Se comerán a la partitocracia o partidocracia existente?; más aún, ¿alumbrarán programas que fijen el tiempo de mandatos de los políticos, que logren que la Justicia sea independiente, que los partidos y sindicatos no sean subvencionados, que la cultura sí tuviera que serlo pero en beneficio directo a los ciudadanos y no privativo de los que pretenden también entrar en el reparto del botín? La transacción ha podido con la Transición, hemos pasado 35 años alimentando barrigas públicas aburguesadas.

Y la lengua, para quienes pretenden continuar en esa vida de mordidas de % y mariscadas, para quienes segregan y sectarizan, no se descarta ni como proyectil, ni como excusa, ni como manto. Así estamos... Mientras, si pueden, lean el libro de Robles y verán.

* P. Carbajo es Presidente de la Asociación 90Mil Ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios. No se aceptan comentarios cuyo contenido o enlace pudiera ser considerado difamatorio, soez, vejatorio o insultante. Ni los que inciten o hagan apología del delito o de la violencia de cualquier tipo. Recuerde: las formas importan. Intente ser empático y decir lo mismo sin agredir al prójimo. Gracias por colaborar con el civismo. 90Mil no se obliga a responder a todos los comentarios, pero lee siempre y con la máxima atención.