ORGANIZACIÓN CÍVICA DE IMPULSO SOCIAL
Confederada a Ciudadanos de Centro Democrático [CCD]

ULTIMA HORA INFORMATIVA

19 mar. 2015

Yihad

:: Opinión | P. Carbajo “Eneas”*

En breve... | "Nos están asesinando y no hacemos nada. Queremos confraternizar y nos degüellan. Un asesino, liberado de la cárcel por una Audiencia Nacional, y con más de 6 crímenes a sus espaldas, anda suelto por las Vascongadas. Quizá esa Audiencia Nacional, si no garantiza de verdad, siempre e íntegramente los derechos de los ciudadanos, debiera desaparecer. Claro, no podemos aplicar la pena de muerte. No es progresista. Pero fíjese que mientras, somos carne de matadero. Por terroristas de aquí y terroristas de más allá.

En ese segundo caso, el del terrorismo del más allá, me vienen a la memoria las Cruzadas de la Edad Media. Aquéllas que por motivos menores, causó tantas guerras con el Islam. Hoy no tendrían sentido (por ahora) más que contra el ejército de asesinos yihadistas. También ante esto somos carne de cañón. Aquí las instituciones, tibias como el hueso de las piernas. Podemos esperar a que los terroristas de más allá, del EIS, vengan por nosotros. O bien podemos armarnos y salir a darles la batalla en su terreno. Y la batalla deberá a ser a su nivel para vencerlos. Claro que tienen razón cuando creen que Occidente perderá porque tenemos gatos y ellos tienen hijos. Pero sea progresista o medio pensionista, lo único que tengo claro es que aquí no valen templanzas de Audiencia Nacional. Aquí hay que rearmarse moralmente y volver a educarnos en los principios perdidos. Frente al terrorismo doméstico, frente a la yihad, frente a lo que venga".

*Pte. de Honor de Asociación 90Mil Ciudadanos

6 mar. 2015

Independencia y pensionistas

:: Opinión | P. Carbajo “Eneas”*

En breve... | Me sitúo en la Cataluña del soberanismo radical y pregunto: ¿es compatible ser independentista con el hecho de ser pensionista? No es cuestión baladí. Se da el caso de que muchos pensionistas que quieren la independencia del territorio donde viven, la piensan con el corazón y creen que lo que les han vendido es verdad. La Arcadia feliz, de barretina y sardana, poco menos que paraíso virginal y fetén. 

Y claro, al tocarse el bolsillo, cosa que ocurre cada día muchas veces, se acuerdan de su condición de jubilados; de segmento que sobrevive sujeto al cobro. Por tanto, repregunto: ¿las pagas van a verse incrementadas, o como mínimo garantizadas? Ah! ¿Se ha llegado a pensar si lo que puede ocurrir es precisamente lo contrario?; y en tal caso trágico, ¿se será capaz de asumir la pérdida de las pensiones que estamos cobrando? 

Por un lado, los valedores del 'procés'. Nos dicen que vamos a ser beneficiados, gracias a los magníficos gobernantes del 'nuevo Estado'. Los mismos que, desde un puesto privilegiado, por supuesto, no iban a tener ninguna merma en los sueldos, más magníficos aún, que ellos mismos de seguro se hayan auto designado. 

Y por otro lado, otros colectivos más escépticos. Aquellos que ven peligrar el estado actual, sus empresas o sus trabajos. Nos demuestran que, como mínimo, el dichoso PIB bajaría un 11 %. Y oiga, los pensionistas serían los primeros en sentir la cruel realidad. Algo que los propios independentistas ya advierten, en cuanto que se atrasaría el cobro de las pensiones. Otros, más realistas, dicen simplemente que estas se reducirían de manera drástica e insoportable. 

Y aquí el dilema para los jubilados indecisos que nos situamos en Cataluña: ¿un pensionista sería capaz de jugarse a una carta la subsistencia de su vida y la de su familia? Apuesto a que no. Los jubilados son jubilados, no tontos. Y menos los catalanes, que de bolsillos saben un rato. Dudo mucho que deseen dar ese paso al abismo, el abismo de no cobrar. Todo lo contrario, les imagino ya mismo abandonando Utopía y haciendo piña realista en algo así como Jubilados por la Unidad. Si alguien huye de 'llantos y crujir de dientes' somos nosotros, los que no estamos para demasiadas aventuras. Y mucho menos para suicidios.

Por cierto, esta breve pero sincera reflexión, Ud. comprenderá que vale perfectamente para otros colectivos, llámense trabajadores, empresarios, funcionarios y todo lo que sea población activa o dependiente de esta y cualquier otra Comunidad Autónoma. Que eso es Cataluña, nada más... y nada menos. Y aquí experimentos a costa nuestra, ni con gaseosa.

*Presiente de honor de Asociación 90Mil Ciudadanos

España humillada

:: Opinión | Pedro Carbajo* Eneas

En breve... | España humillada: 9N, Mas ganó el pulso a Rajoy. ¿Fue un pucherazo o fue un éxito para los independentistas?.

Mucha gente iba en grupos a los colegios para votar. En las puertas, independentistas con camisas de la estelada informaban a la gente de dónde ir a votar. Y recogían firmas para llevar a Europa su derecho a decidir.

Ningún valor jurídico tienen estas votaciones. Es evidente que carecen de toda garantía de que los resultados sean ciertos. Ni que tampoco sea cierto el número de votantes. No pueden ser ciertos cuando han sigo manejados por la parte interesada. Perfectamente pueden haber metido en cada mesa 200 votos más, y otros tantos si-si. Para eso estaban los voluntarios, convertidos en activistas de la secesión, con un jefe al frente de una mesa como el Sr. Junqueras.

Votaron los independentistas. Y los estafadores que robaron a Cataluña y a España en la persona del poco y nada honorable Jordi Pujol. Buena pitufada le ha vendido este señor y su familia a miles de catalanes durante tres décadas, mientras desde 1980 ya iba haciendo calés. Todo un proceso, a ritmo calculado, estilo Lumumba africano.

Así y todo, y por fortuna, el resultado del 90N es muy pobre para los secesionistas. Lo que no les impide seguir amenazando y chantajeando al resto del Estado.

Y dicho esto, ¿ha sido finalmente el Sr. Rajoy quien decidió permitir estas votaciones? Se dice que si. Es un tactismo que no entienden ni en las altas esferas de este país, ni en las bajas esferas a pie de la pescadería. Un tactismo cuya línea siguiente a la anterior es decir que mientras yo sea presidente los españoles no tendrán que irse de Cataluña. Y habrá que creerle, necesitamos creerle. Y siendo crédulos en esas afirmaciones, tenemos que pensar que si con su mayoría absoluta no ha sido capaz de gobernar este asunto concreto, desde el principio y con la contundencia debida, ¿qué pasará cuando ya no gobierne?, ¿qué será en un par de años?. Porque lo que viene detrás es temible: es división, ruptura, cualquier cosa salida de la rabia ciudadana. ¿Acaso es tan frágil la memoria colectiva que ya olvidamos cómo gobernó el anterior Ejecutivo socialista? Pánico.

Ya ninguno de los dos, PP y PSOE, gobernará en solitario. De nuevo las alianzas, los pactos entre tahúres, serán nefastos para España. Lo han sido desde que la democracia empezó a andar. Gobiernos del Estado, elegidos con mayorías, pactando y cediendo todo a la voraz CIU para mantenerse mutuamente en el poder- Hemos comprobado en carne viva que los intereses de España no coinciden casi en nada ni con los de los hipopótamos políticos del Estado, ni con los lobos periféricos de insaciable mercantilismo.

Aventuro que muy pronto el gobierno que resulte, será mucho más débil que ahora. Y España, más ingobernable. Aventuro que ese escenario de caos, de autolapidación nacional es el momento que gente como Mas y sus socios esperan para intentar la independencia, ya sin casi oposición. La cesión de la educación es uno de los claros disparates de quienes no previeron que la democracia aguanta mucho, pero no todo. Ceder, delegar, transigir y vivir de perfil desde Madrid ha producido una fábrica de independentistas catalanes, astutos en los argumentos, viles en los fines. Una lluvia fina de sectarismo, larvado cómodamente durante muchos años y bien irrigado con los presupuestos del Estado. Los salidos de la fábrica y los operarios de la lluvia fina son  los que ahora ya están preparados para votar. Para votar lo suyo, claro.

¿Podemos ir pensando que sí, que los españoles que vivimos en Barcelona, Lérida, Tarragona o Gerona, estamos condenados a emigrar de Cataluña? No lo sé, pero sí sé que es lo que pretenden Mas y los suyos: que nos sometamos a nos atengamos a la marginalidad. Como buen mesías, si nos avenimos a ser nous catalans pues vale, nos aplicarán nuevo proceso de reeducación. Inmersión lo llaman, para asimilarnos a otras razas de emigrantes, legales o ilegales, que ya malviven en esta Comunidad Autónoma.

Porque esperar a Rajoy va a ser como esperar a Godot. Y me temo que para colmo ya no va a gobernar más. Alguien, en la pescadería, me dice convencido que el presidente de todos ha humillado a España. Por supuesto, y antes, a sus propios votantes: muchos de estos no le van a perdonar su moderación. En Génova hay quien tira de arpón, como hace en la prensa algún nombrado periodista, considerando que Rajoy con este exceso de tibieza ha destrozado a su propio partido; que incluso, esto sí parece excesivo, debe ser inhabilitado por no ser capaz de hacer cumplir las leyes. Lo que provoca eso de estar como ausente, ¿verdad?

La situación está que arde. Veremos quien se quema o no. Y veremos si en los próximos días podemos cambiar hacia la esperanza el signo de toda esta opinión pesimista que agradezco haya leído Ud. hasta este punto. ¡Ojalá!.

*Presidente de Asociación 90Mil Ciudadanos